viernes, noviembre 03, 2006

¿ARDE PARÍS?

Hace un año ya de los disturbios en la periferia francesa protagonizados principalmente por jóvenes franceses (porque han nacido en Francia y son ciudadanos franceses) cuyos padres nacieron en África y emigraron al hexágono en la década de los 60 y los 70.

Es decir "jóvenes de origen magrebí y subsahariano" como se dice ahora, siendo su origen racial, étnico o cultural lo más destacable a la hora de identificarlos y agruparlos, por lo que parece.

Antes de hacer unos cuantos comentarios sobre estos graves incidentes me gustaría que pensaramos qué se habría dicho de haber ocurrido algo así en EEUU. Por suerte ha pasado en el corazón de Europa y a ver si nos sirve para despertarnos. Que ya es hora de que salgamos de nuestra autocomplacencia propia de avestruces.

Los Sami Nair del continente salieron a explicarnos lo que ha ocurrido y a marear la perdiz, una vez más dando su análisis basado en la lucha de clases y demás parafernalia marxista.

Imagen


Por mi parte y sin mucho orden, según me viene a la cabeza, a modo general sobre la inmigración:

Se dice que ha fallado la integración, que esa es la causa última de los disturbios. Se dice con gran firmeza y después se empieza a soltar una lista de medidas para favorecer dicha integración.
Algunos hablan de mestizaje, multiculturalidad y no se qué potajes mentales.

En mi opinión bastaría que se cumpliera la Ley, en su letra y en su espítitu, que todos los habitantes de un país la respetaran y que al mismo tiempo pudieran ganarse la vida para poder disfrutar de ella sin frustraciones, siempre con la esperanza vigente de poder mejorar en el futuro. Eso y nada más sería suficiente para evitar estos problemas.

¿Porque qué es la integración?¿Cuanta integración es buena?¿Se puede ser un buen ciudadano y no estar integrado?¿Hay que obligar a la gente a integrarse, incluso contra su voluntad?

Me explico.

Una persona puede venir a un país y puede hacerlo con varias intenciones, si una de ellas es delictiva, entonces tenemos un problema que ha de ser resuelto por la policía persiguiendo a esa persona en cuanto delinca. Leyes duras pero justas, tribunales ágiles, y policía eficiente.

Si viene a trabajar, debe hacerlo de manera legal, y para que eso sea así y nos podamos beneficiar de la inmigración ya sería hora de establecer uno criterios que primaran a unos inmigrantes sobre otros (nivel de estudios, conocimiento de idiomas autóctonos, etc) de tal manera que se elija y se intente atraer a los inmigrantes que más pueden aportar a nuestras sociedad y que menos problemas van a causar a los autóctonos. Es lo que se hace en Canadá.

Y ya está, no es necesario nada más que exigir a la persona inmigrada que cumpla la Ley y que se gane el pan por sí solita, como a cualquier local. No hace falta exigirle más.

Si quiere no mezclarse o hacerlo lo mínimo con los locales, no pasa nada, caso de muchos alemanes en Mallorca. De la misma manera que un grupo local puede mantener su sociedad paralela si así lo desea. Como los judíos hassídicos en NY, Amberes, etc.

Si pueden sufragar su modo de vida y respetan las normas de la sociedad donde viven...¿cuál es el problema de que no se "integren"?

Imagen


No dejan de ser buenos ciudadanos, aunque no hablen en casa, ni a lo mejor fuera de ella, el idioma del país de acogida, aunque se la sude que la selección no pase de octavos, aunque no se emocionen oyendo el himno nacional, no sigan los mismos programas de TV, no coman la misma comida, no vistan igual, no celebren las mismas Fiestas...¿ Qué más da ? VIVE Y DEJA VIVIR.

Por otro lado para que no haya problemas de convivencia es básico que esta gente que viene buscando empleo, lo encuentre. Al igual que nosotros no viven del aire y llevar una vida digna pasa por tener trabajo, cuanto mejor sea este más realizados se sentirán.
Caso de no encontrar un trabajo lo que tenemos es un problema de frustración.

Que se ve incrementada si tenemos la sensación de que estamos condenados a hacer durante el resto de nuestra vida un trabajo desagradable independientemente de nuestra capacidad intelectual y capacidad de trabajo.

Si no pensamos que tenemos el timón de nuestras vidas en nuestras manos, si no percibimos que somos los dueños de nuestro destino, si pensamos que fuerzas todopoderosas nos "ponen la pierna encima" entonces albergamos malestar, rabia y odio. Y este acaba explotando.

Es por tanto fundamental que la economía funcione, que se cree riqueza y puestos de trabajo y al mismo tiempo que esta sea lo más abierta posible para que los criterios a la hora de encontrar trabajo dependan sólo y en exclusiva de las capacidades de cada uno independientmente de su origen o color de piel.

En una economía abierta y dinámica si alguién renuncia a contratar a una persona válida sólo porque es negro, será castigado al no contar con el mejor capital humano, y el candidato/a rechazado encontrará otra empresa de la competencia sin prejuicios que se beneficie de su educación y habilidades.

Por supuesto tanto inmigrantes como autóctonos han de tener muchas facilidades para establecer su propio negocio y empresa. Ha de mimarse a los emprendedores, ya que su iniciativa es buena para ellos y para nosotros.

Ojalá haya aún más tiendas de chinos y fruterías de pakistaníes.

Imagen


Evidentemente es deseable y sano que la sociedad sea lo más cohesionada posible, que no sea un agregado de compartimentos estancos, que haya una serie de elementos con los que todos se identifiquen y que sean importantes para todos. Al mismo tiempo lo es que las relaciones entre las distintas comunidades sean fluidas, que ellas sean porosas y esten intercomunicadas, pero esto se hace a nivel individual.

Para ello hay muchos posibles lugares de encuentro, pero el mejor, por ser el más necesario y en el que todos queremos estar es el del mundo laboral y de los negocios.

Tu puedes vivir, ir al colegio, divertirte, casarte, etc en tu comunidad y con gente de tu comunidad, pero si tienes una empresa quieres venderles a TODOS, a cuantos más mejor. Y al mismo tiempo si buscas empleo cogerás el mejor que te ofrezcan, sean quienes sean tus compañeros.

Por tanto has de salir de tu comunidad y entrar en contacto con los miembros de otras y con los de la mayoritaria, no puedes limitarte a conocer tu idioma sólo, has de hablar el de tu país de acogida, conocer los valores de los demás. Así acabas por hacer amigos de otras comunidades, puedes terminar casándote con ellos, etc.

Imagen


Con el tiempo (décadas) y con el trato continuado, la gente mantiene algunas de sus especificidades, las que no son una carga, pero ha aprendido a vivir con las de los demás y a adoptar algunas de ellas, y al mismo tiempo ha contribuido a la nueva cultura mayoritaria, al consenso general, el cual tampoco es inmutable y perpetuo, sino que responde al marco en el que todos están cómodos en cada momento.

Creo que desde la administración por tanto se deberían limitar a hacer cumplir las Leyes y entre ellas las que prohíben la discriminación por razón de origen, y al mismo tiempo dejarse de promover el buenrollismo de diseño y la "integración" a base de subvención. Asegurándose eso sí de que todo el potencial de la gente que querría venir a nuestro país no se desaproveche, no dejando a nadie válido fuera y fortaleciendo una economía libre y dinámica.

Y NADA más.

No dar subvenciones para que se aprenda español gratis, el idioma se aprende solo porque sino no es posible encontrar trabajo y desenvolverse en el país de acogida. Sólo eso basta para que se haga todo el esfuerzo necesario para hablarlo cuanto antes.

Respecto a los valores, actitud, etc lo mismo. Si llegas a un trabajo vistiendo de manera no ortodoxa, ya sabes que no durarás mucho, esto es válido tanto para el ecuatoriano que viste en plan Latin King y es brusco y grosero como para el local que va con una camiseta de AC/DC y es un maleducado.

O cambian y se adaptan o no se comen un colín.

A la mujer no se la puede discriminar por Ley y no se puede obligar a nadie a hacer nada en contra de su voluntad, pero si un musulmán o quien sea, quiere que su mujer se quede en casa, que se lo pague él de su bolsillo trabajando el doble. Si no hay subvenciones por hijo, por ejemplo, la mujer ha de salir a currar fuera para poder llegar a fin de mes. Esto le otorga independencia y es el camino para su emancipación.

Que todo el que quiera pueda estudiar: SÍ, y que los que estudian tengan su recompensa y todo el mundo sea consciente de ello, mientras que los que no saben hacer la O con un canuto sufran las consecuencias de ello, sean blancos, negros o esquimales. Este es el mejor incentivo contra el fracaso escolar y la única manera de escalar socialmente.

Y por supuesto que el que rompa la Ley pague por sus actos, que los delincuentes de Europa del Este no se vengan en manada a España porque esto es un cachondeo y la justícia es de risa. Desde luego, que no haya barrios donde la policía no se atreve a entrar, que no se entre en ese círculo vicioso del cual no hay vuelta atrás.

Etc Etc Etc Etc

Este es el camino y no se recorre rápidamente, lleva tiempo. Pero de esta manera se limitan los problemas presentes, se impiden los futuros y tanto la sociedad de acogida como los inmigrantes salen beneficiados.

Pero las políticas de ghettización y "Estado del Bienestar" de Francia obviamente ha fracasado miserablemente así que no vayamos por ahí.

Para acabar os pongo un artículo interesante y con el que coincido al 90% (que ya es bastante).

http://www.johannorberg.net/?page=articles&articleid=65