jueves, noviembre 02, 2006

COSAS DE CUERNOS: COMETIÓ DOS ERRORES

Una amiga mía cortó con su novia hace un tiempo. Ella, mi amiga, cometió dos gravísimos errores, demasiado comunes en estos temas:

1.- Le fue infiel. Pequeño error.

2.- Se lo contó. Gigantesco error.

Siempre he pensado que no se trata tanto de ser fiel o infiel como de ser DISCRETO.

Lo que no se conoce es como si no existiera, como si no hubiera ocurrido.
¿Por qué tiene la gente esa necesidad de contar a su novio/a que le ha puesto los cuernos?
¿Remordimientos? No me vale.
Ya somos mayorcitos así que si sabes que te vas a arrepentir no lo hagas y si lo haces, no te arrepientas después.

Me cuesta imaginar algo tan EGOÍSTA como "confesar". No sólo te acuestas con otro/a sino que además has de restregarlo por la cara, dejando a la otra persona destrozada.
Esto es una crueldad innecesaria.
¿Que no puedes vivir con la culpa? Pues te jodes y te aguantas, pero no te sientas mejor descargando toda tu basura en la otra persona.

Una infidelidad siempre ocurre como consecuencia de unos "problemas" ya existentes en la pareja, es la consecuencia de estos problemas no su causa.

Así que si has sido infiel has de preguntarte, ¿quiero seguir con mi pareja?

Si la respuesta es no, pues cortas y ya está, pero ahorrándole la humillación y el disgusto.

Si la respuesta es que sí, pues más motivo para callarte, porque quizás no te perdone y seguro que ese desliz será algo que estará siempre ahí. Solucionad vuestras diferencias y sed felices.

Con esto no quiero poner en la picota a mi amiga, ella es un encanto y yo no estoy como para tirar la primera piedra.

Además:

"Dels pecats del piu Déu se'n riu i els de la figa ni se'ls mira"

Es decir una canita la aire nunca ha hecho daño a nadie, mientras se cumplan cuatro reglas muy sencillas:

1.- Nunca en casa (si vives con tu pareja)
2.- Nunca con un conocido
3.- Nunca más de una vez con la misma persona

Y

4.- Nunca contarlo ¡COÑO!