jueves, noviembre 02, 2006

HIROSHIMA MON AMOUR

El 6 de Agosto un B-29 norteaméricano lanzaba una bomba atómica sobre Hiroshima.

Tres días después, el 9 de Agosto se repetía la operación sobre Nagasaki.

Aproximadamente 250.000 personas murieron como resultado del lanzamiento de las bombas atómicas. En muchos casos de manera atroz, los relatos de lo sucedido ponen los pelos de punta.

El 15 de Agosto Japón aceptaba rendirse incondicionalmente.


Si bien la condena al uso de las bombas es fácil de hacer desde un punto de vista moral, la defensa del bombardeo se puede hacer con argumentos muy sólidos desde un punto de vista moral, humanitario y práctico.

Dichos argumentos a favor del bombardeo no están tan difundidos entre la conciencia colectiva pero para mi son convincentes. Esa es una discusión en la que no quiero entrar en cualquier caso.

Me gustaría centrarme más en otros aspectos que ponen el lanzamiento de la bomba en el contexto adecuado y sin los cuales es difícil que cada cual pueda juzgar y formarse una opinión.

Hoy Hiroshima y Nagasaki son hoy dos ciudades símbolos del deseo de paz de la Humanidad y Japón es un país pacífico con una constitución antimilitarista.

Pero eso es así desde hace muy poco tiempo, desde que fue derrotado y ocupado:

Los antepasados de los simpáticos turistas japoneses de hoy en día, eran unos hijos de perra de la peor especie, como coreanos y chinos pueden atestiguar muy bien.

Antes de que Japón atacará Pearl Harbour, Corea tuvo que sufrir el yugo de Japón así como gran parte de China. Japón fué el agresor, el país expansionista e imperialista que empezó la guerra no lo olvidemos.

¿Por qué se habla tan poco de la Masacre de Nanking en 1937?


300.000 civiles inocentes (más vícitmas que las causadas por las bombas atómicas) fueron asesinados de la manera más cruel, viciosa y sádica que uno puede imaginar.


Si el infierno es la imposibilidad de la razón, Nanking en 1937 era el INFIERNO.

¿Y qué hay de las miles de mujeres asiáticas obligadas a servir como prostitutas a las tropas del Emperador?

Los japoneses no tuvieron ningún problema en usar cobayas humanas para sus experimentos de guerra bacteriológia

Ya durante la Segunda Guerra Mundial los japoneses cometieron toda clase de crueldades contra los prisioneros de guerra.
Asesinatos, torturas, trabajos forzados, marchas de la muerte. Cuesta imaginar mayor desprecio por la condición humana y brutalidad como la demostrada por los japoneses.

Y así podríamos seguir y seguir. Para los que no tengan las tripas revueltas aún, podéis consultar esta página.

Muchos ridiculizaron a Reagan por llamar a la Unión Soviética el Imperio del Mal, pero si el Imperio Japonés no era el Imperio del Mal, que baje Dios y lo vea.

Creo que está claro que había que detener y derrotar a estos monstruos que habían sumergido a Asia a una era de oscuridad.

El lanzamiento de las bombas atómicas fue el último capítulo de una larga historia escrita con sangre y cuyos responsables fueron los japoneses.

Por terrible que sea el uso de un arma tan destructiva yo iré con mucho cuidado antes de poner etiquetas de buenos y malos. Y sobretodo de confundir a las víctimas con los verdugos.