jueves, noviembre 02, 2006

MÁS DE ÁFRICA, MÁS DE EL PERIÓDICO

En el post anterior hablaba de un editorial de El Periódico, el mismo día había un articulillo que completaba al editorial diciendonos que:

Objetivos incumplidos

Aumenta la mortalidad infantil en África y Asia

• La tasa de niños muertos por cada 1.000 nacidos en estas regiones casi se duplicó en tres años
• Más de la mitad de menores del sur asiático están desnutridos, en contra de los objetivos de la ONU


EL PERIÓDICO
MADRID

Ni se erradica la pobreza extrema, ni disminuye el hambre, ni se frena la mortalidad infantil, como propuso la ONU en el 2000. La agencia sanitaria de este organismo mundial, la OMS, alertó ayer de que, entre 1999 y el 2003, la muerte de niños en el sur de Asia pasó de 90 a 160 por cada 1.000 nacimientos. En África la tasa se disparó en este periodo de 38 a 87 muertes por cada 1.000 niños nacidos.
El incumplimiento de la reducción de la mortalidad en todos los países pobres se debe en la mayoría de los casos a que los esfuerzos destinados a frenar la malnutrición y las enfermedades como la diarrea, la neumonía y la malaria han sido insuficientes. "En el mundo en general los progresos han sido evidentes, pero demasiados países, sobre todo los más desfavorecidos, se han atrasado en sus niveles de salud", advirtió el director general de la OMS, Lee Jong-Wook.

Yo no soy un experto en estadítica, aunque aprobé la asignatura sin excesivos problemas durante la carrera, pero ya que el periodista cita la fuente he entrado en la página de la ONU.
Allí hay una sección donde se pueden consultar todos las estadísticas que confecciona ese organismo y que representan los indicadores de los Objetivos del Milenio, y ver su evolución en el tiempo por países.

Los resultados, muy gráficos, son que entre 1990 y 2003 la mortalidad infantil se reduce en el mundo.

O sea ¿en qué quedamos? ante la duda yo seguiré creyendo en la libertad económica como camino a la prosperidad, en la democracia como sistema político, continuaré desconfiando de los periodistas indocumentados y seguiré usando El Periódico para limpiarme el culo.