jueves, noviembre 02, 2006

QUE NO REPRIMAN LA LIBERTAD

Es mi opinión, que intento basar en lo que me dicta el cerebro y no el corazón, que el sistema económico de libre mercado es el mejor para crear prosperidad, riqueza y un buen nivel de vida para todos los ciudadanos.

Los chicos/as de Attac, una de mis organizaciones globófobas y anticapitalistas favoritas no son de la misma opinión. En uno de sus últimos manifiestos en contra de los paraísos fiscales, se pueden leer estas afirmaciones:

No se puede afirmar que el libre mercado sea el mejor motor de desarrollo. Es un mito que hay que desmontar: cada vez hay más países empobrecidos.

El actual sistema económico neoliberal vigente en la actualidad en la mayoría de los países del mundo, que favorece la total libertad de movimientos de los capitales y sin embargo, camina hacia una política de menos impuestos, menos servicios públicos y menos Estado,ha originado un movimiento sin control, a lo largo y ancho del planeta, de una gran masa financiera que elude toda contribución social y sólo persigue ver incrementados sus beneficios de forma ilimitada.

Todo esto contribuye a incrementar la desigualdad entre unos países y otros y entre los ciudadanos de cada país, de forma que junto a fortunas incalculables, que están en manos de muy pocas personas, se dan situaciones de extrema pobreza.

Creemos necesario un sistema que se base en la solidaridad social y que, igual que obliga los ciudadanos de cada país a contribuir con sus impuestos al mantenimiento del bienestar social, obligue también a los grandes capitales a contribuir fiscalmente a los gastos sociales.

Imagen


Una cosa es que cualquier persona con dos dedos de frente esté a favor de evitar el blanqueo del dinero procedente de actividades ilegales y la evasión fiscal, aún ciscándome en los impuestos.
Y otra es cargar contra la libertad económica y favorecer una mayor (¡aún mayor!) intervención del Estado en la economía con impuestos más altos, mayor gasto público y puesta en marcha de empresas de titularidad estatal.

Algunas de las mentiras que contiene el manifiesto de Attac ya las he puesto en evidencia en otros posts de este blog. También es obvia mi suspicacia hacia los de profesión "intelectuales".

Este manifiesto está firmado entre otros por:

Ana Belén y Víctor Manuel; Imanol Arias; Luis Eduardo Aute; Rafael Díaz Salazar; Víctor Erice; Antoni Espasa; Lucía Etxebarría; Almudena Grandes; Federico Mayor Zaragoza; Juan José Millás; Vicente Molina Foix; Ignacio Ramonet; Rosa Regás; José María Ridao; Pepa Roma; José Luis Sampedro; Fernando Trueba Bueso ; José Vidal-Beneyto etc.

Y algunos más que representan la nómina de progres que no puede faltar en la firma de cualquier manifiesto que se precie.
Imagen


Todos ellos muy buenos (?) en sus profesiones respectivas, pero honestamente Rosa Regàs o Lucía Etxebarría estan tan capacitadas para hablar de economía como el Papa sobre condones y sexo.

Como digo, yo intento basar mis opiniones en datos objetivos.

La Heritage Foundation realiza de manera anual un Índice de Libertad Económica en el que mide como de libre es la economía de los países del mundo.

Este think tank tiene un concepto de "libertad económica" muy claro:

"La libertad economica se define como la ausencia de coerción o restricción gubernamental sobre la producción, la distribución o el consumo de bienes y servicios más alla de lo necesario para que los ciudadanos protejan y mantengan la libertad en si misma. En otras palabras, las personas tienen libertad de trabajar, producir, consumir e invertir de la manera que consideren mas productiva.

Toda acción gubernamental implica coerción. Se requiere una coerción minima para que los ciudadanos de una comunidad o nación se defiendan, promuevan la evolucion de la sociedad civil y disfruten de los frutos de su trabajo."

El Índice de Libertad Economica que elabora, analiza el conjunto de factores institucionales que determinan la libertad económica existente en un estado:

* Corrupción en el Poder Judicial, el servicio aduanero y la burocracia gubernamental.

* Barreras no arancelarias impuestas al comercio, como por ejemplo, las prohibiciones y los cupos de importación. y los requisitos estrictos de concesión de licencias y etiquetado.

* La carga impositiva de gobierno, que abarca las tasas impositivas sobre los ingresos personales, las tasas impositivas sobre los ingresos corporativos y las tendencias del gasto gubernamental como porcentaje de la producción.

* El Estado de Derecho, la eficiencia en el Poder Judicial y la capacidad de hacer cumplir contratos.

* La carga regulatoria sobre las actividades comerciales, incluyendo la regulación en los sectores de la salud, la seguridad y el medio ambiente.

* Restricciones a los bancos en lo concerniente a los servicios financieros, como, por ejemplo, la venta de valores y los seguros.

* Regulaciones del mercado laboral, como las semanas de trabajo establecidas y el pago obligatorio por la terminación de la relacion laboral.

* Actividades del mercado informal, entre las que se incluyen la corrupción. el contrabando, la pirateria de bienes protegidos por derechos de propiedad intelectual y la provision clandestina de mano de obra y demas servicios.

Cómo se puntua en función de cada categoría se explica aquí.

Bien pues los resultados del índice son bastante reveladores (Ver informe completo):
The Most Free

Hong Kong (1st)
Singapore (2nd)
Australia (3rd)
Estados Unidos (4th)
Nueva Zelanda (5th)
Reino Unido (5th)
Irlanda (7th)
Luxemburgo (8th)
Suiza (8th)
Canadá (10th)


The Least Free

Guinea Bissau (146th)
Angola (147th)
Iran (148th)
Rep. Dem del Congo (149th)
Turkmenistan (150th)
Burma (151st)
Zimbabwe (151st)
Libya (153rd)
Cuba (154th)
North Korea (155th)


Hay una evidente relación lineal entre libertad económica, y democracia, prosperidad, bienestar, desarrollo humano, y nivel de vida.

Relación que es más patente en la medida que los países que durante los últimos diez años (desde que se realiza el índice) han ascendido en el mismo, han experimentado en general las tasas más altas de crecimiento.

Los países que mejoran su nota (aumentan su grado de libertad) en las diez categorías medidas: política comercial, carga fiscal, intervención del gobierno en la economía, política monetaria, flujos de capital e inversión extranjera, banca y mercado financiero, salarios y precios, derechos de propiedad, grado de regulación y economía sumergida; todos ellos ven como aumentan su renta per capita y estándares de vida.


Hoy (en esta época de globalización) más y más gente disfruta de los frutos de la libertad económica.

Si las tesis de Attac y similares triunfaran sería una tragedia para todos y un paso atrás para la humanidad.

Las personas que firman manifiestos sin duda lo hacen impulsadas por nobles sentimientos pero es hora de que se les diga a Imanol Arias y a Víctor Manuel que se preocupen un poco más de leer lo que firman ya que con su nombre dan una proyección mediática a grupos reaccionarios que sólo defienden tesis que de ponerse en práctica traeran de todo menos PROGRESO.