viernes, noviembre 03, 2006

RIÑONES

El otro día estuve releyendo "El Mercader de Venecia", y luego le estuve dando vueltas a una idea inspirada en cierto modo por el texto.

¿Se puede comprar todo en este mundo?

¿Todo debería poder estar en venta o como nos dice MasterCard hay cosas que no tienen precio?

La vida sería una de esas cosas, por tanto haríamos lo que fuera por conservarla ¿cierto?

Empecemos a imaginar. Si necesitaramos un transplante de riñón iríamos a una lista de espera a esperar nuestro turno para recibir un riñón procedente de un donante fallecido.
Imagen


Riñones tenemos dos y se puede vivir perfectamente sólo con uno.
¿Sería lícito que alguién de manera LIBRE y VOLUNTARIA ofreciera uno de esos riñones a los integrantes de esa lista de espera que quisieran pagar el precio que a esa persona le parece adecuado por su riñón?

Se podría incluso hacer una subasta y el mejor postor se queda con el riñón.

¿Cómo suena la idea?

Mientras nuestras sociedades son ricas y prósperas en el mundo hay millones de personas aún en la pobreza. En teoría, aunque no necesariamente, las personas dispuestas a vender uno de sus riñones serían éstas.

Imagen


Si lo hacen de manera LIBRE y VOLUNTARIA, y se verifica que es efectivamente así...¿se debería prohibir?

Como todos sabemos que algo esté prohibido no significa que no se lleve a cabo, y más allá de leyendas urbanas varias, es posible sobre el papel que de forma clandestina se den estas "transacciones". No lo sé, es posible.

Moralmente queda feo, ricos aprovechándose de los organos de los pobres del Tercer Mundo cual vampiros modernos y con acceso a un transplante antes que sus compatriotas más pobres en la lista de espera.

Pero si se permitiera realizar esa venta a la luz del día y de manera legal:

A.- Las intervenciones se llevarían a cabo en clínicas acondicionadas y con todas las garantías sanitarias.

B.- El pobre obtendría unos ingresos que de otra manera le sería imposible lograr. Podría malgastar ese dinero pero podría también dar una educación a sus hijos, adquirir una casa decente, curar a su vez cualquier enfermedad que tenga su familia...etc. Para el pobre ese dinero le "compraría" un futuro.

Hay muchas famílias pobres en Nepal, India, etc que venden a sus hijas como prostitutas porque no pueden sacarlas adelante, quizás sería mejor vender un riñón de uno de los padres.

C.- La persona que paga por el riñón consigue su transplante y sigue viviendo para regocijo de él y de su familia.
Imagen

D.- Los pacientes en la lista de espera ven disminuido el tiempo que transcurre hasta que reciben un transplante, ya que al vaciarse de aquellos que se "compran" el riñón, escalan puestos y sus posibilidades de superviviencia aumentan.

Nunca recibirían un riñón más tarde de lo que lo harían con el sistema actual, en cualquier caso antes, con lo cual tampoco perderían.

Para evitar que esto acabara como una casquería, sólo se podría pagar por el riñón de alguien que lo vendiera estando "vivo", manteniendose el sistema de donación voluntaria de los órganos de los fallecidos igual que hasta ahora.

Todos ganan y no soy capaz de ver quien pierde.

¿Dónde está la inmoralidad?¿Por qué está prohibido?

¿Es inmoral que los padres conciban otro hijo para que se use parte de la médula y salvar así a su hermano mayor aquejado de leucemia? Es algo que se hace.

Hmmmm el asunto da para pensar un rato ¿no?

2 Comments:

Blogger sergi said...

http://lamarea.wordpress.com/2006/11/25/respuesta-a-un-liberal-2/

ahi tienes mi respuesta a tu articulo.
me habria gustado comunicartelo por mail pero no lo he encontrado.

un saludo

4:14 p. m.  
Blogger Mislata said...

Bien, así podré contestar a tu respuesta y tener algo de que escribir.

6:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home