viernes, diciembre 15, 2006

EN TODOS SITIOS CUECEN HABAS

Incluida Irlanda. Uno de los paises con economia mas libre y globalizada y por tanto uno de los mas ricos, pero aqui tambien cuecen habas.

Es curioso como algunas personas actuan como avestruces. No quieren ver la realidad, y meten la cabeza bajo tierra. Pero esta realidad no cambia, ni deja de estar ahi, aunque no queramos verla. Es el caso de la sanidad en Irlanda.

En Irlanda la provision de servicios sanitarios no era nada del otro mundo pero la intervencion Estatal la ha hecho aun peor.

Basicamente hay una serie de aseguradoras a las cuales pagas una prima y te ofrecen una cobertura medica variable en alcance y calidad en funcion de la prima pagada, asi como un sistema de emergencia (General Medical Service) para los mayores de 70 anyos y aquellos que tengan una renta por debajo de cierto umbral.

La perversion del sistema es que de las tres aseguradoras que hasta ahora actuaban, Vhi Healthcare, BUPA y VIVAS Health, la primera (Vhi Healthcare) es propiedad del Gobierno, con un Director y una Junta de Gobierno designada por el Ministro de Sanidad. Y esta compania se suponia que ha de competir con las otras dos como si de una empresa privada se tratara.

Las aseguradoras medicas trabajan diluyendo el monto total de gastos sanitarios entre los asegurados. Todos pagan una prima y los que lo necesitan usan el dinero del fondo comun construido con dichas aportaciones y gestionado por la seguradora. La mayoria gasta mucho menos de lo que aporta y unos pocos mucho mas, pero cualquiera sabe que caso de caer enfermo puede hacer frente a gastos sanitarios que serian inasumibles por si mismos.

Tiene esa tranquilidad.

Las companias privadas a la hora de ser mas eficientes y competitivas y tener menos riesgos y por tanto mas beneficios pueden segementar las primas en funcion de los riesgos, que en gran medida dependen de la edad del asegurado y sus habitos.

Que pasa? Pues que como todos sabemos las necesidades de atencion sanitaria de las personas mayores por regla general son mayores, y por tanto mas caras, que las de las jovenes.

Asi los que llevan una vida saludable, o son jovenes pueden pagar menos para tener acceso a los mismos servicios que supondrian un mayor costo para ancianos y gente con habitos de vida poco saludables.

Lo cual tiene sentido, un fumador tiene mas probabilidades de caer enfermo y tener que gastar del fondo comun y un viejo tambien tiene mas posibilidades de caer enfermo (claro que tambien ha tenido toda la vida para ahorrar para ello, cosa que el joven no).

Bueno. Las mentalidades alergicas a la desigualdad abominan de esto. Asi que en Irlanda se establecio un sistema llamado Risk Equalisation que debia entrar en vigor a principios de 2006, por el cual las aseguradoras con mayores beneficios debian transferir parte de esos beneficios a aquellas con menos.

Esto se hacia porque aquellas que tenian entre sus clientes a los mas jovenes y sanos tendrian mas beneficios mientras que las que tuvieran a los mas viejos y enfermos deberian subir las primas que estos pagan para poder sufragar los servicios que les prestan.

Por tanto para hacer que todos pagaran igual independientemente de sus edad, estado de salud etc se instauraba ese sistema.

La medida se tomaba por el primo de Zumosol (El Gobierno a traves de su Health Insurance Authority) contra la aseguradora que venia comiendole el terreno: BUPA. Esta habia empezado a quitar clientes al viejo monopolio estatal y era mucho mas rentable que Vhi.
Ciertamente no es de recibo actuar asi. Eso en mi pueblo se llama confiscar, expropiar, o robo de guante blanco.

El debate deberia haber sido como poder dar la mejor atencion medica a la mayor cantidad de gente de la manera mas barata y eficiente, pero lo que no es de recibo es que el Gobierno intervenga con leyes a medida de su propia compania de seguros en competencia con otras.

Si queremos tener a la ciudadania contenta a base de leyes "igualitarias" pero que sean las companias privadas las que paguen la factura, lo que ocurre es que sencillamente estas bajan del carro y dejan al gobierno con el culo al aire y a los usuarios sin cobertura. BUPA ha decidio salir del mercado irlandes ya que no le sale a cuenta transferir un millon de euros semanales a Vhi para que esta sea capaz de mantener unos servicios a unos precios comparables a los de BUPA.

BUPA fue capaz de hacer que casi medio millon de residentes en Irlanda se decidieran por sus servicios. Ahora esta gente tendra que o irse a una nueva compania o a aquella que decidio abandonar en su dia y los empleados de BUPA buscarse otro empleo.

Esta muy bien desear un acceso universal a la sanidad pero mas alla de los deseos esta la realidad y esta es la que he dicho, las necesidades sanitarias son cada vez mas caras de sufragar y no todos tenemos necesidades igual de costosas. Eso es lo que hay.

Asi que si queremos que todos paguemos igual por la misma cobertura, perfecto. Pero las cuentas claras y la discusion y el debate sobre el volumen y la naturaleza de la distribucion de fondos necesaria que sea con luz y taquigrafos. Ni Risk Equalisation ni pollas en vinagration.

Ese debate que llega ahora a Irlanda porque ya ha quedado claro que hacer que sean las companias privadas las que sufraguen bajo cuerda y sin que se note las necesidades politicas del Gobierno mientras este evita la incomodidad del debate franco y de decirle a la gente que los duros no son a cuatro pesetas...pues eso como que no va a ser.

3 Comments:

Blogger Gulliver said...

Privatizar totalmente la sanidad y lograr un sistema que no chirrie socialmente es la cuadratura del círculo. No me extraña que funcione tan mal en Irlanda, y que la situación en Suiza o EEUU dista de ser satisfactoria.

Mi opinión, algo izquierdosa, es de igualación de riesgos. Un enfermo crónico o un jubilado no tiene porque sufrir un seguro médido de precios por las nubes. No me parece justo porque no es algo que dependa de él, es decir, que pueda evitarlo por su voluntad. Es cierto que en algunos casos, pagar más o menos en función de tu estado de salud puede incentivar hábitos de vida más saludables, pero no hay un modo sencillo de tener las dos cosas a la vez. O incentivas que la gente se cuide su salud, o le hechas un cable a la gente que por su edad o por mala suerte tiene gastos médicos difíciles de costear.

Con estos requisitos, mi sistema preferido de aseguramiento sería un seguro médico público, que sería el que haría de igualador de riesgos. No sería un seguro para pobres, sino que debería aportar una cobertura sanitaria universal digna.

Podría complementarse con algún tipo de cheques para que los que quieran se pasen a un seguro privado, pero debería estar bien pensado para que los asegurados saludables, que son los que pagan a los demás, no huyan del seguro público.

Una cosa es el seguro y otra los propios servicios médicos, que podrían ser privados. El Estado no tendría porque tener hospitales ni médicos en plantilla. El seguro público podría servir para pagar el servicio médico privado que quiera cada uno, al menos hasta unos ciertos límites tabulados. Creo que en Francia funciona algo así.

El seguro médico público no está reñido con las franquicias o los pagos mínimos, para mejorar la eficiencia, es decir, que no tiene porque ser 100% gratuito.

Saludos

7:01 p. m.  
Blogger Mislata said...

Gracias por la visita y el comentario.Los sistemas que propones son imaginativos, flexibles.

El problema no es la privatizacion, no es tal en cuanto la principal aseguradora es de titularidad publica. El problema es que el Estado oblige por ley a las aseguradoras con beneficios a financiar a aquella que se verian forzada a aumentar las primas, casualmente el caso de la de propiedad estatal.

Es como si en un partido de futbol el arbitro fuera un jugador de uno de los dos equipos rivales.

La sanidad es un asunto demasiado importante y demasiado caro como para no tener un debate serio y publico sobre el.

Si el Gobierno irlandes cree que todos debemos pagar lo mismo por el acceso a la sanidad, como digo, me parece perfecto. Pero para lograr eso no se puede obligar a unas empresas privadas a entregar sus beneficios a otras (la estatal). Porque sencillamente se largan del pais, como ha pasado y entonces volvemos al punto de inicio sin resolver nada.

La atencion sanitaria a un anciano cuesta mas que a un joven generalmente. Tambien es cierto que en mucho casos ese viejo tiene un patrimonio mayor que el del joven. Basta con que sea propietario de su vivienda.

Pero si el Gobierno piensa que la sociedad demanda igualdad en el costo de la sanidad independientemente de los diferentes servicios requeridos, pues entonces que se diga claramente que los sanos y jovenes sufragaran a los ancianos y enfermos. No deberia haber mayor problema con ese esquema si esa idea de costo igual para todos es compartida por la mayoria de la poblacion. (como creo que ademas es el caso).A fin de cuentas los jovenes de hoy somos los viejos de manana y lo comido por lo servido. Pero que se diga: NO HAY DUROS A CUATRO PESETAS.

Como se hace frente a ese gasto?

El Gobierno irlandes pensaba para hacer frente a ese gasto, obligar por ley a BUPA a entregar sus beneficios (1 millon de Euros a la semana). Pero BUPA como era de esperar dice “que tu tia!”, y volvemos al dilema de partida del cual se intentaba escaquear el Gobierno pasandole la factura a otro.

Ahora o se aumentan los impuestos (impopular) o se gasta menos en otras cosas y mas en sanidad (impopular para los afectados).

Para eso estan los Gobiernos para tomar decisiones que a veces son impopulares. Y eso es lo que le toca ahora al de Bertie Ahern, por mucho que intentara evitar mirar al problema de cara y prefiriera hacer el avestruz.

Una vez mas HONESTIDAD y SINCERIDAD hacia la ciudadania, porque este es el quid del asunto.

9:53 a. m.  
Blogger QRM said...

Y ahora para empeorar el problema, llegan nuevos medicamentos y terapias, como la genética, que van a ser casi milagrosas pero carísimísimísimas. No las cubrirá el sistema público durante muchos años. Y tendremos ricos salvándose del cancer y pobres esquilmados por la Seguridad Social -que es carísima- muriendo como chinches. Políticamente será divertidísimo. No habrá posibilidad siquiera de demagogia. Quedan, a lo sumo, diez años. justo cuando yo lo necesite, y no lo pueda pagar.

¿Voy a tener que irme acostumbrando a que hay que morirse porque el Estado Voraz no me ha dejado ahorrar ni enriquecerme, al menos un poquito?¿La salud de mis hijos ha de importarme igual que la de los hijos de otros?¿Por qué he de pagar ambas por igual?

(En todos los campos, políticos, económicos, de sanidad, de defensa, de policía...estamos viendo el final de una era. Justo estamos antes de la crisis. Yo prefería seguir sin verlo.

Fdo.-Casandro).

10:30 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home