martes, enero 16, 2007

THE WORLD IS FLAT

Si, lo es, y hay gente que no se ha enterado, por eso anda perdida.

Para ellos, para los confusos, para los cabreados y para los que tienen miedo al futuro os recomiendo el libro "The World is Flat" de Thomas Friedman.

No hay nada como no entender el mundo que nos rodea y a donde va, para acabar pidiendo que el tiempo se detenga.

Friedman en esta versión expandida y actualizada continua desarrollando las ideas expuestas en The Lexus and the Olive Tree. Se hace un recorrido por los procesos de integración que han hecho que nuestro mundo sea cada vez más plano y más pequeno, se muestran las consecuencias, los retos de futuro y como debemos adaptarnos a esta nueva realidad para poder disfrutar de las innegables y enormes ventajas que ofrece.



Definitivamente creo que es una obra capital que deberia ser de obligada lectura para todos.

Es un libro optimista porque hace evidentes, por encima de paparrucherias papanatas, los grandes beneficios que nos aporta un mundo cada vez mas interconectado, mas abierto y mas dinamico, pero tambien mas exigente.

De esta manera Friedman hace la labor que deberian hacer nuestro politicos y lideres de opinion, nuestros padres y nuestros maestros...y que en demasiados casos no hacen. Decirnos que para navegar por este nuevo mundo y disfrutar de lo que el nos ofrece hemos de trabajar duro, ser curiosos, flexibles, debemos saber adaptarnos, ser creativos, abrir nuestra mente, ser exigentes con nosotros etc.

Mensaje que mucha gente no quiere oir.

No estoy de acuerdo con algunas de las cosas que dice el libro, pero en general es una lectura muy, muy recomendable y la estatura intelectual de Friedman es incuestionable.

Un libro como la copa de un pino.

2 Comments:

Blogger Paurey said...

Si, yo también recomiendo esta lectura que realicé recientemente. Aunque adolece de estar escrito para el público americano, y al final resulta algo farragoso; aún así, es una lectura obligada para introducirse en el debate de la globalización.

12:06 p. m.  
Blogger Whitard said...

Me uno a la recomendación. Sin embargo, creo que el estilo de Friedman resulta más efectivo a pequeñas dosis. Luego cansa y uno se da cuenta de que abusa de la anécdota (que si mi hija, que si el taxista, que si mi colega Max) y también es poco sistemático.

De todas formas comparto plenamente la tesis del libro. Frente a panfletos ideológicos de la talla del documental que citas (Voces contra la globalización, vaya televisión más rancia, ¿por qué no emiten "La batalla ideológica por la economía" y se dejan de lloriqueos psudointelectuales?) es más necesario que nunca conocer los retos y oportunidades que plantea una economía globalizada.

También me gustó mucho "Cuentos Chinos", de Andrés Oppenheimer.

4:18 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home