martes, enero 22, 2008

GAZA

"La paz llegará, cuando los árabes amen a sus hijos más de lo que nos odian a nosotros"

Golda Meir


Efectivamente en cuanto dejen de lanzarse misiles desde la Franja de Gaza sobre las ciudades israelies circundantes, la vida en Gaza empezara a mejorar y normalizarse.

Los palestinos solo han de hacer algo tan sencillo como dejar de bombardear al vecino y las represalias israelies cesaran.

Un cohete palestino cayó el lunes en un terreno cercano a una guardería en esta ciudad del sur de Israel, sin lastimar a nadie pero sembrando el pánico y llevando a numerosas madres aterrorizadas a acudir al lugar para sacar a sus hijos.

El primer ministro Ehud Olmert advirtió que Israel será implacable en sus esfuerzos por detener el lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza.


Pero de momento para demasiados palestinos el matar isrealies es algo mas importante que mejorar la vida de sus compatriotas.

Mientras sus prioridades, fruto del adoctrinamiento en el odio y el amor a la muerte desde bien pequeñitos, no cambien, tendran lo que se merecen.



La internacional progre papanatas (Jordi Barbeta ©) bien podria tomar nota, si de verdad le interesaran los palestinos, y redirigir sus esfuerzos en la direccion correcta. Asi podrian ser mas efectivos en lugar de actuar para la galeria.

1 Comments:

Blogger Laura said...

Progre trasnochada al habla para darle ritmillo a la cosa:

Cualquier análisis que se haga sobre el conflicto entre israelíes y palestinos desde un punto de vista unilateral lleva a la simpleza y la parcialidad, como todo en esta vida, dicho sea de paso.

Sería lo ideal que a estas alturas de la historia los palestinos dejasen de bombardear de un día para otro, pero ¿qué se les ofrece a cambio?

En un conflicto en el que ha habido tantas (y tan dolorosas) afrentas mutuas por ambas partes, ninguna de las dos partes va a ceder simplemente porque se despierte un día y se caiga del caballo, ni por coerción simple y pura (aunque como todos sabemos, una posición de fuerza inclina la balanza en una negociación), sino porque vayan a sacar provecho de alguna manera.

Si en lugar de tratar a la gente como animales les ofreces la posibilidad de que vivan mejor, y de que en un futuro sus hijos lleven una vida con menos penalidades que la que han tenido ellos, ese hecho acaba siendo el mayor factor pacificador y aglutinante. Y con el desarrollo económico y la consolidación de las clases medias es como se prepara el escenario para la democracia, mientras que la miseria lleva a los extremismos.

A estas alturas tenemos claro que ninguno somos hermanitas de la caridad, hay que plantear las cosas en términos de beneficios que van a obtener ambas partes.

Lo he explicado rápido y no está lo desarrollado que debiera, pero qué quieres, como buena progre tengo que volver corriendo a mi tesis sobre la influencia del expresionismo alemán en los eslóganes de mayo del 68 y su consecuente conexión con la discografía completa de Ismael Serrano. Es lo que tiene.

Por cierto, me sorprende que una persona que se autodefine como liberal tenga tantos prejuicios sobre los llamados "progres"

¿Sólo porque no comulgo con determinadas posturas soy gilipollas? ¿Da igual que lea todo lo que cae en mis manos, que intente ser crítica y ecuánime?

Vale, creo que casi no hace que me contestes, que creo que ya me sé la respuesta...

Ala, hasta más ver.

Laura

10:43 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home