jueves, marzo 26, 2009

Algo se mueve con las drogas

Que las prohibicion del consumo y trafico de drogas no ha logrado evitar su consumo sino que ademas ha creado nuevos problemas. corrupcion, crimen, narcoguerrillas etc es algo que yo siempre he dicho.


En Estados Unidos, el 76% de la población piensa que la guerra contra las drogas ha fracasado. Al mismo tiempo, una igualmente abrumadora mayoría piensa que las políticas en las que se basa la guerra contra las drogas (represión de la producción, interdicción de las importaciones, prohibición del consumo y criminalización) no se pueden cambiar. Esta contradicción no es sólo de los estadounidenses.

La prohibición de las drogas ha creado un clima donde está vedado pensar

Las encuestas revelan que estas ideas forman parte de las creencias de altos porcentajes de la población en muchos países: pobres y ricos, exportadores e importadores de narcóticos, democráticos y autoritarios, asiáticos, europeos o americanos.

¿Cómo explicar esta irracionalidad?


Que mientras haya consumidores dispuestos a pagar habra trafico es algo que lleva a los responsables politicos a pedir que se actue sobre los usuarios para ir a la raiz del problema ya que el trafico es imposible de detener.

Después de cuatro intentos fallidos para penalizar la posesión y el consumo de drogas, el presidente colombiano, Álvaro Uribe, ha dado un paso atrás en su vieja batalla por llevar a la cárcel a los consumidores de drogas. La apuesta, ahora, es llevar a los drogadictos a tribunales de tratamiento. Allí, un grupo interdisciplinar de expertos determinará si el infractor debe internarse de manera obligatoria en un centro de rehabilitación.

Aqui Uribe, un tipo que me caia bastante bien, me parece que patina totalmente, pero bueno mientras necesite el apoyo de USA para acabar con las FARC no se saldra del miope y simplista discurso oficial de la prohibicion.


El documento de 47 páginas (www.drogasydemocracia.org) ofrece datos sobre el fracaso de la política de represión. "A pesar de que los niveles de aprehensión, tanto en los países exportadores como en los importadores, hayan presentado aumentos considerables, ellos no afectaron a la oferta final ni aún al precio del consumidor. Por el contrario, el precio de la cocaína presenta una tendencia dominante de caída, en tanto el producto aumenta su grado promedio de pureza". En el negocio de la droga, los beneficios para el crimen organizado se reparten, además, de de desigual manera. El informe citado refleja los precios efectivos por kilogramo.

El semanario británico The Economist, en su edición del pasado 7 de marzo, arrojaba cierta luz sobre cómo estan organizadas las redes de narcotráfico en el Reino Unido, el país europeo con mayor consumo de cocaina, puesto que arrebató recientemente a España. Según el semanario, que cita fuentes oficiales, la droga es remitida a unos 300 importadores que la pasan a una red de unos 30.000 distribuidores que, a su vez, cuenta con una flota de 70.000 vendedores callejeros, vulgarmente conocidos como camellos.

Los programas de lucha contra la erradicación no consiguieron reducir la producción, pero sí generaron cambios con repercusiones no previstas.